Boxing

68-77: el Barça saca su cara de Euroliga para ganar en El Pireo

Todas las dudas que muestra en la Liga Endesa se diluyen a la que llega la Euroliga. Al igual que en su estreno europeo de hace una semana ante el Anadolu Efes (91-74), el Barça ha sacado su mejor cara en El Pireo para lograr una victoria de gran mérito sobre el vigente subcampeón de Europa, el Olympiacos, al que ha doblegado por 68-77 gracias a una recta final de partido impresionante.





El equipo de Roger Grimau estaba con su mayor desventaja del encuentro (66-59) cuando quedaban cuatro minutos y medio para el final. Los azulgrana, que habían llegado a mandar por 15 puntos en el segundo cuarto (20-35), parecía que iban a echar por tierra todo el buen trabajo de la primera mitad y encajar una derrota dolorosa y que nadie podía esperar vista su gran puesta en acción en el encuentro.



Sin embargo, un tiempo muerto de Grimau logró cambiar el partido por completo. Un triple de un hasta entonces desaparecido Satoransky fue la espoleta de la reacción, que llevó al Barça a darle la vuelta al partido como a un calcetín con un espectacular parcial de 0-14 que llevó el marcador a un 66-73 cuando restaban 45 segundos para el final. Los azulgrana recuperaron la puntería desde más allá del arco en esa recta final del encuentro, con Abrines clavando dos de los cinco con los que acabó, pero la verdadera clave de la victoria fue la vuelta de tuerca que todos imprimieron al trabajo defensivo. Satoransky logró secar a un Walkup que había sido poco antes el principal responsable del despegue de los locales con siete puntos seguidos, Abrines y Kalinic cerraron todas las líneas de pase hacia sus pares pero si hubo un jugador determinante fue Jan Vesely, que se convirtió en amo y señor de la zona, robó un par de balones decisivos gracias a su rapidez de manos y anuló a un Milutinov que en ese momento de la verdad quedó empequeñecido ante el checo.




Lee también

Mundo Deportivo

Laprovittola controlando el balón ante la defensa de Walkup

Fue una victoria para la ilusión, aunque no debe esconder la falta de solidez que arrastra todavía este Barça. El equipo de Grimau tuvo que ganar dos veces el partido ante un rival que, yendo 15 puntos abajo y con las bajas de Williams-Goss, McKissic y Sikma, parecía casi resignado a ceder ante los azulgrana.



Pero si el Barça había apoyado su despegue inicial en las muchas pérdidas que forzó al Olympiacos, la reacción de los griegos en los minutos finales de la primera mitad (34-40 al descanso) y el arranque de la segunda (44-42, minuto 24) estuvo facilitada por los balones que entonces perdía el Barça (18 al final). El pobre partido del intermitente Willy Hernangómez y Satoransky tampoco ayudaban.



El base checo se redimió en la recta final y con él todo el equipo, que lo mejor que se llevó de Atenas es la confirmación de que no solo tiene calidad sino también carácter para responder en las situaciones más complicadas. El reto ahora es explotar ese potencial con la regularidad imprescindible en los equipos que aspiran a todo.

Ficha técnica

Olympiacos-Barça, 68-77

68. Olympiacos (16+18+20+14): Walkup (14), Canaan (9), Papanikolaou (7), Peters (11), Milutinov (10) -equipo inicial-, Brazdeikis (5), Fall (4), Larentzakis (5) y Lountzis (3).

77. Barça (23+17+16+21): Satoransky (5), Laprovittola (17), Kalinic (8), Da Silva (7), Vesely (8) -equipo inicial-, Hernangómez (-), Jokubaitis (10), Parker (3), Abrines (16), Parra (3) y Brizuela (-).

Árbitros: Sasa Pukl (ESL), Gytis Vilius (LIT) y Sergio Silva (POR). Sin eliminados.

Incidencias: partido de la segunda jornada de la Euroliga disputado en el Pabellón de la Paz y la Amistad de El Pireo (Grecia).

El 1×1 del Barça ante Olympiakos

Previous article

77-74: El Valencia sortea sus altibajos y gana al Fenerbahçe

Next article

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *