BALONCESTO

Brizuela se despide de Unicaja: «No tengo palabras de agradecimiento suficientes»

El escolta Darío Brizuela, que este jueves se convirtió en jugador del Barça para las tres próximas temporadas tras abonar la cláusula de rescisión de más de un millón al Unicaja, ha manifestado que no tiene «palabras de agradecimiento suficientes para devolver todo el cariño» que han recibido su familia y él «por el club y la ciudad de Málaga».






Lee también

José Ignacio Huguet

El jugador internacional renovó hace solo dos meses su contrato con el club malagueño hasta 2026 pero, según se explica, el Barça está dispuesto a pagar su cláusula de rescisión para vestirle de azulgrana.


Lee también

Redacción

El jugador internacional renovó hace solo dos meses su contrato con el club malagueño hasta 2026 pero, según se explica, el Barça está dispuesto a pagar su cláusula de rescisión para vestirle de azulgrana.


Lee también

Redacción

Los jugadores Ricky Rubio, Santi Aldama, Usman Garuba, los hermanos Juancho y Willy Hernangómez son los protagonistas de una prelista de 16 integrantes anunciada este miércoles por el seleccionador nacional de baloncesto, Sergio Scariolo, para comenzar a preparar, a finales de julio, la Copa del Mundo de 2023 que se disputa en Filipinas, Japón e Indonesia.

En un comunicado en las redes sociales, Brizuela consideró que, en sus tres años y medio en Málaga, ha tenido «la suerte de disfrutar de buenos y malos momentos», desde la Copa del Rey, título conseguido esta temporada, «hasta la época en donde los resultados no acompañaban».



«Desde días felices, como el nacimiento de mi hijo, a los días tristes de su ingreso en el hospital. De todo nos llevamos muchos recuerdos y aprendizajes, ya que soy de los que piensa que en los malos momentos es cuando las personas se muestran realmente como son, y el apoyo siempre fue incondicional e inolvidable», indicó el jugador donostiarra.



Afirmó que «siempre» estará «en deuda con el Unicaja» por haberle dado «una oportunidad en un momento delicado» para él y por haberle ayudado a formarse «no sólo como jugador, si no como hombre, marido y padre de una familia, roles que son mucho más importantes».

El jugador ya azulgrana disputó 160 partidos con Unicaja con una media de anotación 12,73 puntos; y en la última temporada promedió 9,2 puntos, 2,2 asistencias, 1,4 rebotes y 7,3 de valoración en casi 16 minutos de media por partido. 



Ocon presume de no caer en los límites de pista y… fue el más sancionado de la historia

Artículo anterior

Grimau: «El reto es muy bestia, pero me siento fuerte y muy bien acompañado»

Próximo artículo

También te puede gustar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *