NFL

Las claves de la preparación física de un piloto de MotoGP

Como en cualquier actividad llevada al extremo, la preparación física de quien ejerce esa actividad es uno de los pilares fundamentales. Y si hablamos de deporte evidentemente con más razón. Por ello, independientemente de cuál sea la especialidad, todo deportista de élite es un atleta.

“La preparación física a seguir para obtener el máximo rendimiento se apoya en dos principios generales”, explica Tomás Comas, en su momento preparador físico en la academia de Rafael Nadal en Mallorca, y posteriormente ‘sombra’ de Joan Mir en el Campeonato del Mundo, al lado de quien conquistó los títulos mundiales de Moto3 y MotoGP.





“El primero es conocer el deporte en cuestión y saber qué exigencia demandará al atleta; el segundo, es conocer a fondo al deportista para trabajar con él de forma individualizada y correcta. Y en este sentido, es muy importante saber en qué áreas flojea y hay que mejorar. Porque es verdad que hay que potenciar sus virtudes, pero es casi más importante trabajar mucho en sus aspectos menos desarrollados.



Para que se entienda rápidamente: el cuerpo es como una paella. Tú sabes que la paella lleva determinados ingredientes que apropiadamente combinados tendrán como resultado una buena paella. Pues con el cuerpo humano es lo mismo. Está dividido por estructuras, segmentos, músculos… y para obtener el mejor rendimiento hay que trabajar todo de forma coordinada. No puedes trabajar mucho el cuádriceps y dejar el isquiotibial de lado, por ejemplo, porque eso inevitablemente generará una descompensación muscular que acabará resultando un problema”.



El término ‘motociclismo’ abarca distintas modalidades de competición y cada una de ellas requiere una preparación física determinada. Por lo que no se puede generalizar a la hora de hablar de sus exigencias físicas. Éstas serán muy diferentes si se practica trial, motocross o velocidad en circuitos cerrados.

En MotoGP, por ejemplo, el tren inferior se usa mucho, sí, pero donde hay que trabajar especialmente es toda la parte superior del tronco y los brazos, que es la parte más exigida, ya que en las fuertes deceleraciones que se generan en circuitos como Mugello, Qatar o Montmeló los pilotos tienen que llegar a soportar hasta 3G.



Según explica Comas, hay muchas maneras diferentes de afrontar la preparación de un piloto. Existen filosofías de preparación física, pero hay unas bases que son claras y comunes a todas: la fisiología y la ciencia. Dependiendo de lo que demande el deporte que se practique se exigirá más un área que otra, pero hay que trabajar siempre las cinco capacidades físicas que establece la ciencia: fuerza, resistencia, velocidad, coordinación y flexibilidad.



La preparación física de un piloto de MotoGP está condicionada por su calendario de competiciones. Obviamente a lo largo de los diez meses de Grandes Premios es imposible mantener el rendimiento al máximo nivel, como sucede en cualquier otra actividad deportiva. Por ello, preparador físico y piloto diseñan un plan de trabajo que deberá llevar al piloto a estar al máximo de su rendimiento cuando más le convenga.

Esta temporada es un perfecto ejemplo de ello, ya que ese pico en la condición física debería coincidir con el apretadísimo final de año, cuando se celebrarán 8 carreras en diez semanas. Es decir, los pilotos disputarán en ese periodo ¡16 carreras!, combinándolas con constantes traslados en avión de larga duración y cambios de horarios. Todo un reto para sus preparadores físicos.

Para afrontar este tremendo desafío el piloto debe seguir desde antes del inicio de la temporada un plan de trabajo científicamente elaborado, que tiene en cuenta el tipo de entrenamiento a seguir en las diferentes fases que se dan a lo largo de la temporada. Éste es muy intenso antes de empezar la competición y de mantenimiento una vez empezada la temporada.

A grandes rasgos, el entrenamiento físico de un piloto de MotoGP busca básicamente reducir al máximo los índices de grasa corporal, optimizar la resistencia cardiovascular y respiratoria, incrementar el tono muscular general sin generar excesivo volumen, desarrollar la elasticidad muscular -fundamental teniendo en cuenta las posturas sobre las motos- y ejercitar el equilibrio y los reflejos. Objetivos que se busca alcanzar a base de ejercicios cardiorrespiratorios, anaeróbicos y de otro tipo más específicos.

La pretemporada es la fase del año en que se crea la base del físico que el piloto llevará el resto del año. Es la fase más intensa en las que los pilotos invierten hasta seis horas al día durante seis días a la semana; es una fase dura pero imprescindible. Una vez iniciada la competición, la carga de trabajo se divide entre semanas con o sin carreras, lógicamente más intenso cuando no las hay que cuando sí. Durante la pausa veraniega, como en la que estamos ahora, los pilotos se toman un brevísimo descanso -apenas un par de días-, para inmediatamente trabajar de cara la exigente segunda parte del campeonato que les espera.

En el concepto de preparación física obviamente también entra la alimentación, que es determinante para el rendimiento de un atleta de élite. Si no hay disciplina en este aspecto todo el trabajo físico acaba no dando el crédito que merece el esfuerzo diario. La dieta, la hidratación y el descanso son absolutamente fundamentales.

Las ‘vacaciones de los pilotos’ tocan una vez terminada la temporada. Diciembre es su mes de ‘excesos’ y de semanas de desconexión que les lleva generalmente al verano del cono sur. Pasadas las Navidades, el ciclo vuelve a empezar.

MotoGP, una competición que requiere una preparación física muy  exigente

Como sabemos muy bien en España, porque es uno de los deportes históricamente más seguidos, MotoGP es radical, intenso, explosivo y adictivo. 

Cargas y esfuerzos a los que son sometidos los pilotos de MotoGP

1

Los pilotos de MotoGP soportan un ritmo cardíaco de 160/180 pulsaciones durante los 40 minutos que dura una carrera.

1

La deceleración en frenada de una MotoGP puede llegar hasta a 3G*, mientras que en aceleración es de 1,2G**.
         
*En los deportes de motor la fuerza G se usa para cuantificar la fuerza que soporta el piloto
**Una fuerza de 1G representa una aceleración de 9,72 metros por segundo  

1

El ángulo de inclinación máximo de una MotoGP antes de provocar una caída oscila entre 62º y 63º

Alberto Díaz: “Hay que mejorar cosas, pero ya sabemos el camino”

Previous article

Steve Kerr: “Fue difícil ganar a España, sacamos muchas lecciones”

Next article

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *